Hidrocelectomía

Reparación de hidrocele

Es la cirugía para corregir la hinchazón del escroto que ocurre cuando se presenta un hidrocele.

Un hidrocele es la acumulación de líquido alrededor de un testículo.

Los hidroceles ocurren en niños mayores y hombres adultos. En ocasiones, se forman cuando hay también una hernia (protrusión anormal de tejido) presente. Los hidroceles son bastante comunes.

Descripción

La cirugía para reparar un hidrocele con frecuencia se realiza en una clínica ambulatoria. Se utiliza anestesia general para que usted esté dormido y sin dolor durante el procedimiento.

En adultos:

El corte casi siempre se hace en el escroto. El cirujano luego vacía el líquido después de extirpar parte del saco del hidrocele. 

La extracción del líquido con aguja no se lleva a cabo muy seguido puesto que el problema siempre regresará. 

Por qué se realiza el procedimiento

El cirujano puede recomendar la reparación de un hidrocele si:

  • Se vuelve demasiado grande
  • Causa problemas con la circulación de la sangre
  • Está infectado
  • Es doloroso o molesto

La reparación también se puede realizar si hay una hernia asociada con el problema.

Posibles Riesgos

Los riesgos de cualquier cirugía son:

  • Reacciones alérgicas a los medicamentos
  • Problemas respitratorios
  • Sangrado
  • Infección
  • Reaparición del hidrocele

ANTES DEL PROCEDIMIENTO

Coméntele siempre a su médico qué fármacos está tomando, incluso fármacos, suplementos o hierbas que haya comprado sin una receta. Coméntele igualmente al proveedor si tiene algún tipo de alergias a medicamentos o si ha tenido problemas de sangrado en el pasado. 

Algunos días antes de la cirugía, a los adultos les puede solicitar que dejen de tomar ácido acetilsalicílico (aspirin) u otros fármacos que afecten la coagulación de la sangre. Estos incluyen ibuprofeno (Advil, Motrin), naproxeno (Naprosyn, Aleve), algunos suplementos herbarios y otros.

Se le puede solicitar no beber ni comer al menos durante 6 horas antes del procedimiento.

Después del procedimiento

La recuperación es rápida en la mayoría de los casos. La mayor parte de las personas pueden irse a casa unas horas después de la cirugía. En la mayoría de los casos, se puede volver a la actividad normal en aproximadamente 4 a 7 días.

Después de la cirugía

Lo trasladarán a una sala donde se recuperará de la anestesia. Un enfermero lo vigilará y comprobará que no esté dolorido. Quizás sienta sueño o náuseas. Si le pusieron un tubo de respiración, es posible que tenga dolor de garganta al principio. Puede que le coloquen una compresa de hielo en la zona operada. Esto ayuda a reducir la inflamación. También es posible que le den un suspensorio para que use. Esto ayuda a aliviar el dolor y la hinchazón, y previene las lesiones. Cuando esté listo para regresar a su casa, pida a un familiar o a un amigo adulto que lo lleve. 

La recuperación en el hogar

  • Para ayudar a reducir la hinchazón, aplique hielo o una compresa fría sobre el escroto, tal como le hayan indicado. Haga esto durante un máximo de 15 minutos cada vez. Siga usando la compresa de hielo durante 2 días o hasta que disminuya la hinchazón. 
  • Tome los analgésicos (calmantes del dolor) recetados según le hayan indicado.
  • Cuide la herida tal como le indicaron.
  • Siga las recomendaciones de su médico respecto a ducharse. Evite nadar, tomar baños en la bañera, usar un hidromasaje y cualquier otra actividad en la cual la herida quede cubierta por agua hasta que el proveedor le diga que puede hacerlo. 
  • Use un suspensorio o ropa interior ajustada, según le hayan indicado.
  • No levante nada pesado. Haga ejercicio según las indicaciones.
  • No tenga relaciones sexuales por 4 semanas, o según le hayan indicado. 

Cuándo debe llamar a su médico:

  • Fiebre de 100,4 ° F ( 38 °C ) o más alta, o según le indique el proveedor de atención médica 
  • Síntomas de infección en el sitio de la incisión, como los siguientes: 
    • Aumento del enrojecimiento o de la inflamación
    • Calor
    • Empeoramiento del dolor
    • Supuración maloliente
  • Sangrado en la herida de la cirugía
  • Dolor que empeora o que no se calma con analgésicos
  • Más dolor o hinchazón en el escroto o la zona de la entrepierna

Expectativas (pronóstico) La tasa de efectividad de la reparación de hidrocele es muy alta. Las expectativas a largo plazo son excelentes. Sin embargo, se puede formar otra hidrocele con el tiempo, o si también había una hernia presente.

Nota:
Esta información está destinada a proporcionar una visión general de una cirugía. No es ni pretende sustituir la atención médica profesional o una discusión entre usted y su cirujano sobre la necesidad de una cirugía. Las recomendaciones específicas pueden variar entre los profesionales de la salud. Si tiene alguna pregunta sobre su necesidad de cirugía, sus alternativas, o la capacitación y experiencia de sus cirujanos, no dude en realizar su propia investigación. Si tiene preguntas sobre su cirugía o el posoperatorio, discútalas siempre con su cirujano antes o después de su cirugía.