Histerectomia Abdominal

Una histerectomía abdominal es un procedimiento quirúrgico donde se extirpa el útero a través de una incisión en la parte inferior del abdomen. El útero, es el lugar donde crece el bebé durante el embarazo. Una histerectomía parcial solo extirpa el útero y deja el cuello uterino intacto. Una histerectomía total extirpa el útero y el cuello uterino.

A veces una histerectomía incluye la extirpación de uno o ambos ovarios y las trompas de Falopio, un procedimiento denominado histerectomía total con salpingooforectomía.

La histerectomía también se puede realizar a través de una incisión en la vagina (histerectomía vaginal) o mediante el enfoque quirúrgico robótico o laparoscópico, que utiliza instrumentos largos y delgados insertados a través de incisiones abdominales pequeñas.

POR QUÉ SE REALIZA

  • Cáncer ginecológico. Si tienes cáncer ginecológico (como cáncer de útero o de cuello uterino). Según el cáncer específico que tengas y cuán avanzado esté, tus otras opciones podrían incluir radiación o quimioterapia.
  • Fibromas. Una histerectomía es la única solución definitiva y permanente para los fibromas (tumores uterinos benignos que suelen provocar sangrado continuo, anemia, dolor pélvico o presión en la vejiga). Los tratamientos no quirúrgicos de los fibromas son una posibilidad según el nivel de molestia y el tamaño del tumor que tengas. Muchas mujeres con fibromas tienen síntomas mínimos y no necesitan tratamiento.
  • Endometriosis. En el caso de la endometriosis, el tejido que reviste el interior del útero (endometrio) crece fuera del útero en los ovarios, las trompas de Falopio, u otros órganos pélvicos o abdominales. Cuando los medicamentos o la cirugía de conservación no mejoran la endometriosis, podrías necesitar una histerectomía junto con la extirpación de los ovarios y las trompas de Falopio (salpingooforectomía bilateral).
  • Prolapso uterino. Puede producirse el descenso del útero a la vagina cuando los ligamentos y los tejidos de apoyo se debilitan. El prolapso del útero puede provocar incontinencia urinaria, presión pélvica o dificultad con los movimientos intestinales. Podría ser necesaria una histerectomía para tratar estos trastornos.
  • Sangrado vaginal anormal. Si tus menstruaciones son intensas, irregulares o prolongadas, una histerectomía podrá traerte alivio cuando el sangrado no se pueda controlar con otros métodos.
  • Dolor pélvico crónico. Ocasionalmente, la cirugía es un último recurso necesario para las mujeres que experimentan un dolor pélvico crónico que claramente se origina en el útero. Sin embargo, la histerectomía no brinda alivio a muchas formas de dolor pélvico, y una histerectomía innecesaria puede crear nuevos problemas. Procura realizar una evaluación cuidadosa antes de proceder con esta cirugía mayor.

La histerectomía elimina tu capacidad para quedar embarazada.

CÓMO PREPARARSE

  • Infórmate. Antes de la cirugía, reúne toda la información que necesitas para estar segura sobre la decisión de realizarte una histerectomía.
  • Sigue las indicaciones de tu médico en relación con los medicamentos. Averigua si debes cambiar tu rutina de medicamentos habituales los días previos a la histerectomía. Asegúrate de informar a tu médico sobre los medicamentos de venta libre, suplementos dietéticos o preparaciones a base de hierbas que estés tomando.
  • Pregunta qué tipo de anestesia se te aplicará. Para realizar una histerectomía abdominal, se aplica anestesia general, con la cual estarás inconsciente durante la cirugía.
  • Prepárate para una estancia hospitalaria. La cantidad de tiempo que durará la hospitalización depende del tipo de histerectomía que te practiquen y de las recomendaciones del médico. En general, la histerectomía abdominal supone una estancia hospitalaria de al menos un día si no hay complicaciones.

EL PROCEDIMIENTO

La histerectomía se suele realizar con anestesia general. El procedimiento suele durar entre una y dos horas aproximadamente, aunque antes pasarás un tiempo preparándote para ingresar en el quirófano. Para realizar la histerectomía, el cirujano realiza un corte (incisión) en la parte inferior del abdomen. El tipo de incisión depende de muchos factores, como el motivo de la histerectomía, la necesidad de explorar la parte superior del abdomen, el tamaño del útero y la presencia de cicatrices de cirugías abdominales anteriores. Por ejemplo, las histerectomías que se practican por endometriosis, fibromas grandes y tumores ginecológicos se realizan principalmente con una incisión vertical.

DESPUÉS DEL PROCEDIMIENTO

Después de la cirugía, estarás en la sala de recuperación durante algunas horas. El equipo de atención médica hará lo siguiente:

  • Te controlará para detectar si hay signos de dolor
  • Te dará medicamentos para el dolor y para evitar infecciones
  • Te animará para que te levantes y camines inmediatamente después de la cirugía
  • Tendrás que usar compresas higiénicas para el sangrado y la secreción vaginal. Es normal tener flujo vaginal con sangre durante varios días e incluso semanas después de una histerectomía. Sin embargo, hazle saber a tu cirujano si tienes un sangrado que sea tan espeso como el período menstrual o un sangrado que sea persistente.

RECUPERACIÓN

La recuperación lleva tiempo, alrededor de 6 semanas en la mayoría de las mujeres. Durante ese tiempo:

  • Descansa mucho.
  • No levantes nada pesado durante seis semanas completas después de la operación.
  • Mantente activa después de la cirugía, pero evita realizar actividades extenuantes durante las primeras seis semanas.
  • Espera seis semanas para reanudar la actividad sexual.
  • Sigue las recomendaciones del médico sobre reanudar otras actividades normales.

LA VIDA DESPUÉS DE LA HISTERECTOMÍA

Una histerectomía cambia de forma permanente algunos aspectos de tu vida. Por ejemplo:

  • Ya no tendrás períodos menstruales.
  • La mayor parte del tiempo, te sentirás aliviada de los síntomas que hicieron que tu cirugía fuera necesaria.
  • No podrás quedar embarazada.
  • Si eres premenopáusica, la extirpación de los ovarios junto con la histerectomía comenzará la menopausia.
  • Si tienes una histerectomía antes de la menopausia y conservas tus ovarios, podrías experimentar menopausia a una edad anterior a la promedio.
  • Si tienes una histerectomía parcial, el cuello uterino permanece en el sitio, por lo que aún estás en riesgo de padecer cáncer de cuello uterino. Debes realizar pruebas de Papanicolaou regulares para detectar cáncer de cuello uterino.

Otras partes de tu vida probablemente volverán a la normalidad o quizás mejoren una vez que estés recuperada de la histerectomía.

Nota:
Esta información está destinada a proporcionar una visión general de una cirugía. No es ni pretende sustituir la atención médica profesional o una discusión entre usted y su cirujano sobre la necesidad de una cirugía. Las recomendaciones específicas pueden variar entre los profesionales de la salud. Si tiene alguna pregunta sobre su necesidad de cirugía, sus alternativas, o la capacitación y experiencia de sus cirujanos, no dude en realizar su propia investigación. Si tiene preguntas sobre su cirugía o el posoperatorio, discútalas siempre con su cirujano antes o después de su cirugía.