Hernia Inguinal

CIRUGÍA DE HERNIA INGUINAL

Una hernia inguinal se produce cuando un tejido, como parte del intestino, sobresale a través de un punto débil en los músculos abdominales. El bulto resultante puede ser doloroso, especialmente cuando toses, te inclinas o levantas un objeto pesado.

Una hernia inguinal no es peligrosa necesariamente. Sin embargo, si no mejora por sí sola, puede provocar complicaciones potencialmente mortales. Es probable que el médico recomiende la cirugía para reparar una hernia inguinal que es dolorosa o que se agranda. La reparación de hernia inguinal es un procedimiento quirúrgico frecuente.

Síntomas

Los signos y síntomas de la hernia inguinal incluyen:

  • Un bulto en el área sobre cualquiera de los lados del pubis, que se hace más obvio cuando estás en posición vertical y especialmente si toses o haces un esfuerzo
  • Una sensación de ardor o de dolor en el área del bulto
  • Dolor o incomodidad en la ingle, especialmente cuando te inclinas, toses o levantas algún peso
  • Una sensación de pesadez o arrastre en la ingle
  • Debilidad o presión en la ingle
  • En ocasiones, dolor e hinchazón alrededor de los testículos cuando la parte sobresaliente del intestino desciende hacia el escroto

Hernia encarcelada (esta es una complicación de la hernia)

Si no puedes empujar la hernia hacia adentro, sus contenidos pueden quedar atrapados (encarcelados) en la pared abdominal. Una hernia encarcelada se puede estrangular, lo que interrumpe el flujo sanguíneo hacia el tejido que está atrapado. Una hernia estrangulada puede ser mortal si no se trata.

Los signos y síntomas de una hernia estrangulada incluyen:

  • Náuseas, vómitos o ambos
  • Fiebre
  • Dolor repentino que se intensifica rápidamente
  • Un bulto de hernia que se vuelve rojo, morado u oscuro
  • No poder evacuar el intestino ni expulsar gases

Si tienes cualquiera de estos síntomas, llama al médico de inmediato.

Cirugía

Durante la cirugía para reparar la hernia, el tejido abultado se reintroduce. Su pared abdominal se fortalece y se soporta con suturas (puntos), y en ocasiones con malla. Esta reparación se puede realizar a través de una cirugía abierta o laparoscópica. Usted y su cirujano determinarán qué tipo de cirugía es ideal para usted.

Su cirujano decidirá qué tipo de anestesia recibirá

En la cirugía abierta: 

  • El cirujano hace una incisión cerca de la hernia.
  • Se localiza la hernia y se separa de los tejidos a su alrededor. Se extirpa el saco de la hernia o esta se reintroduce suavemente dentro del abdomen.
  • Posteriormente, el cirujano cierra los músculos abdominales debilitados con puntos de sutura.
  • Con frecuencia, también se cose un pedazo de malla en el lugar para fortalecer la pared abdominal. Esto repara la debilidad en la pared del abdomen.
  • Al terminar la reparación, las incisiones se suturan para cerrarlas. 

En la cirugía laparoscópica: 

  • El cirujano realiza de tres a cinco incisiones pequeñas en la parte inferior de su abdomen.
  • Se inserta un dispositivo médico llamado laparoscopio a través de una de las incisiones. Este dispositivo es una sonda delgada e iluminada con una cámara en el extremo. Le permite al cirujano ver dentro de su abdomen. 
  • Se bombea un gas inofensivo dentro del abdomen para ampliar el espacio. Esto le da al cirujano más espacio para observar y trabajar.
  • Otros instrumentos se introducen a través de las otras incisiones. El cirujano utiliza estos instrumentos para reparar la hernia.
  • Se hará la misma reparación que en la cirugía abierta.
  • Al terminar la reparación, el laparoscopio y los otros instrumentos se retiran. Las incisiones se suturan para cerrarlas. 

¿Cuánto tiempo dura la operación de una hernia inguinal?

En lo que respecta a la duración concreta de la intervención, varía según la técnica utilizada: Duración cirugía de hernia convencional: En este caso, la duración de la cirugía es de entre 30 y 50 minutos, aunque dependerá del tamaño de la hernia.

Después de la cirugía:

Inmediatamente tras la operación de hernia inguinal ya sea por laparoscopia o cirugía convencional, el paciente pasa a la zona de recuperación donde permanece hasta que sus signos vitales estén completamente restablecidos. Luego su médico u enfermera le enseñarán como limpiar la herida quirúrgica y le proporcionarán las instrucciones a llevar a cabo en casa para evitar problemas postoperatorios.

Una vez en casa, el paciente deberá esperar un par de días para retomar sus actividades cotidianas, las cuáles deberá llevar a cabo con “cuidado” y sin realizar esfuerzos físicos excesivos hasta al menos dos semanas tras la operación de hernia inguinal. (siga las instrucciones de su mèdico).

Entre las recomendaciones encontramos la ingesta de analgésicos y antibióticos prescritos por el cirujano, para controlar el dolor y evitar infecciones. Pasadas 4 semanas el paciente podrá retomar su vida normal sin ningún problema.

Nota:
Esta información está destinada a proporcionar una visión general de una cirugía. No es ni pretende sustituir la atención médica profesional o una discusión entre usted y su cirujano sobre la necesidad de una cirugía. Las recomendaciones específicas pueden variar entre los profesionales de la salud. Si tiene alguna pregunta sobre su necesidad de cirugía, sus alternativas, o la capacitación y experiencia de sus cirujanos, no dude en realizar su propia investigación. Si tiene preguntas sobre su cirugía o el posoperatorio, discútalas siempre con su cirujano antes o después de su cirugía.