Artroscopia del Hombro

Artroscopia del hombro

Es una cirugía en la cual se utiliza una pequeña cámara llamada artroscopio para examinar o reparar los tejidos dentro o alrededor de la articulación del hombro. El artroscopio se inserta a través de un pequeño corte (incisión) en la piel.

El manguito de los rotadores es un grupo de músculos y sus tendones que forman un manguito sobre la articulación del hombro. Estos músculos y tendones sostienen el brazo en la articulación del hombro. Ayuda al hombro a moverse en diferentes direcciones. Los tendones en el manguito de los rotadores pueden desgarrarse cuando se sobrecargan o se lesionan.

Probablemente usted reciba anestesia general antes de esta cirugía. Esto significa que estará inconsciente y no podrá sentir dolor. También le pueden aplicar anestesia local. Le insensibilizarán el brazo y el área del hombro, como resultado no sentirá ningún tipo de dolor.

Durante el procedimiento, el cirujano:

  • Introduce el artroscopio en el hombro a través de una incisión pequeña. El artroscopio se conecta a un monitor de video en el quirófano.
  • Inspecciona todos los tejidos de la articulación del hombro en la zona por encima de la articulación. Estos tejidos incluyen el cartílago, los huesos, los tendones y los ligamentos.
  • Repara cualquier tejido dañado.

 Al final de la cirugía, se cerrarán las incisiones con puntos de sutura y se cubrirán con un apósito (vendaje). La mayoría de los cirujanos toman fotos del monitor de video durante el procedimiento para mostrarle lo que encontraron y las reparaciones que hicieron.

El cirujano posiblemente necesite realizar una cirugía abierta si hay mucho daño. La cirugía abierta significa que a usted le harán una incisión grande para que el cirujano pueda llegar directamente a los huesos y tejidos.

Por qué se realiza el procedimiento

La artroscopia se puede recomendar para estos problemas del hombro:

  • Ligamentos o un anillo cartilaginoso (rodete glenoideo) dañado o roto.
  • Inestabilidad del hombro, donde la articulación del hombro está suelta y se desliza alrededor demasiado o se disloca (se sale de la enartrosis).
  • Un tendón del bíceps dañado o roto.
  • Un manguito de los rotadores roto.
  • Un espolón óseo o inflamación alrededor del manguito de los rotadores.
  • Inflamación o daño en el revestimiento de la articulación, generalmente causado por una enfermedad, como la artritis reumatoidea.
  • Artritis del extremo de la clavícula.
  • Tejido suelto que necesita ser retirado.
  • Síndrome de pinzamiento del hombro, para abrir más espacio para que el hombro se mueva alrededor. 

Riesgos

Los riesgos de la anestesia y la cirugía en general son:

  • Reacciones alérgicas a los medicamentos
  • Problemas respiratorios
  • Sangrado, coágulos de sangre, infección 

Los riesgos de la artroscopia de hombro son:

  • Rigidez del hombro
  • Falta de efectividad de la cirugía para aliviar los síntomas
  • Insuficiencia de la reparación para cicatrizar
  • Debilidad del hombro
  • Lesión a un vaso sanguíneo o nervio
  • Daño al cartílago del hombro (condrólisis) 

Antes del procedimiento

Dígale a su médico qué medicamentos está tomando. Estos incluyen medicamentos, suplementos o hierbas que haya comprado sin una receta.

Durante las dos semanas antes de la cirugía:

  • Le pueden solicitar que deje de tomar anticoagulantes.
  • Si tiene diabetes, cardiopatía u otras afecciones, el cirujano le puede solicitar que acuda a un médico que le trate estas enfermedades.
  • Coméntele a su médico si usted ha estado bebiendo mucho alcohol, más de 1 o 2 tragos al día.
  • Si fuma, trate de dejar el hábito. Pídale ayuda a su proveedor de atención médica. El hecho de fumar puede retardar la consolidación de huesos y cicatrización de heridas.
  • Hágale saber al médico si tiene un resfriado, gripe, fiebre, brote de herpes o cualquier otra enfermedad que usted pueda tener antes de la cirugía. 

En el día de la cirugía:

  • Siga las instrucciones sobre cuándo dejar de comer y beber.
  • Tome cualquier medicamento que le indiquen con un pequeño sorbo de agua.
  • Siga las instrucciones sobre la hora a la que debe llegar al hospital. Asegúrese de llegar a tiempo. 

Después del procedimiento

La recuperación puede demorarse entre 1 y 6 meses. Usted probablemente tendrá que usar un cabestrillo durante la primera semana. Si la reparación que le hicieron es mayor, posiblemente tenga que usar el cabestrillo por más tiempo.

Usted puede tomar medicamentos para controlar el dolor.

El momento para poder volver a trabajar o a practicar deportes dependerá de lo que implicó la cirugía y puede ir desde una semana hasta varios meses.

La fisioterapia puede ayudarle a recobrar el movimiento y la fuerza en su hombro. La duración de la terapia dependerá de lo que se hizo durante la cirugía.

Expectativas (pronóstico)

La artroscopia generalmente produce menos dolor y rigidez, menos complicaciones, hospitalizaciones más cortas (si las hay) y recuperación más rápida que la cirugía abierta.

Si le hicieron la reparación, su cuerpo necesita tiempo para sanar, incluso después de la cirugía artroscópica, de la misma manera que necesitaría tiempo para recuperarse de la cirugía abierta. Debido a esto, su tiempo de recuperación puede ser todavía largo.

La cirugía para reparar un desagarro de cartílago por lo regular se realiza para hacer que el hombro esté más estable. Muchas personas se recuperan totalmente y su hombro permanece estable. Pero algunas personas todavía pueden tener inestabilidad del hombro después de la reparación artroscópica.

Usar la artroscopia para las reparaciones del manguito de los rotadores o la tendinitis por lo regular alivia el dolor, pero usted posiblemente no recobre toda su fuerza.

Qué esperar en el hogar

Usted necesitará usar un cabestrillo cuando salga del hospital. También puede necesitar usar un inmovilizador para el hombro. Este impide que el hombro se mueva. Use el cabestrillo o el inmovilizador todo el tiempo, a menos que el cirujano diga que no tiene que hacerlo.

Actividad

Si a usted le practicaron una cirugía del manguito de los rotadores u otra cirugía de ligamentos o del rodete glenoideo, necesita tener cuidado con el hombro.

Siga haciendo los ejercicios durante el tiempo que se le indique. Esto ayuda a fortalecer los músculos que soportan su hombro y garantizar que este sane correctamente. Es posible que no pueda manejar por algunas semanas. Su médico o fisioterapeuta le dirá cuándo está bien hacerlo. Pregúntele al médico respecto a qué deportes y otras actividades son apropiadas para usted después de recuperarse.

Dolor

El médico le dará una receta para analgésicos. Procure que se la despachen cuando se vaya a casa, de manera que los tenga cuando los necesite. Tome el analgésico cuando empiece a sentir dolor para que éste no empeore.

Control

Usted probablemente verá a su cirujano cada 4 a 6 semanas hasta que se recupere.

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame al cirujano o al personal de enfermería si usted tiene cualquiera de los siguientes:

  • Sangrado que está empapando el apósito y no se detiene cuando aplica presión en la zona
  • Dolor que no desaparece cuando toma un analgésico
  • Hinchazón en el brazo
  • Entumecimiento u hormigueo en la mano o los dedos
  • La mano o los dedos de la mano lucen más oscuros o están fríos al tacto
  • Enrojecimiento, dolor, hinchazón o secreción amarillenta de cualquiera de las heridas
  • Temperatura superior a 101°F (38.3°C) 
Nota:
Esta información está destinada a proporcionar una visión general de una cirugía. No es ni pretende sustituir la atención médica profesional o una discusión entre usted y su cirujano sobre la necesidad de una cirugía. Las recomendaciones específicas pueden variar entre los profesionales de la salud. Si tiene alguna pregunta sobre su necesidad de cirugía, sus alternativas, o la capacitación y experiencia de sus cirujanos, no dude en realizar su propia investigación. Si tiene preguntas sobre su cirugía o el posoperatorio, discútalas siempre con su cirujano antes o después de su cirugía.