TESTIMONIO - Yadira

  • Primeramente quiero darle gracias Dios por el programa. Por medio de un amigo de mi hermano yo me entere de Cirugía Sin Fronteras.

    Anteriormente me habían dicho que yo traía un problema en mi vientre, entonces empecé a buscar ayuda; Fui al hospital del condado y me dijeron que tenía que llenar unos papeles y que la respuesta me la daban en 40 días, pero que no era seguro que iba a recibir esa ayuda. Pregunte cuanto me iba a costar esa cirugía, y me dijeron que iba a costar $33.000, entonces pregunte si habían posibilidades de pagos y me dijeron que si, pero que tenía que dejar un 70% que era como unos $22.000 y el resto podía hacerlo en pagos. Yo no tenía ese dinero y fue cuando fuimos a CSF.

    Cuando llegamos al programa de Cirugia Sin Fronteras ahí tuvimos muy buena atención, nos dieron toda la información y ahí gracias a Dios mi operación costo $4.600 todo incluido las visitas a la Doctora Shirniva quien fue muy pero muy buena doctora. Yo le doy gracias a Dios porque él pone en nuestro camino a personas buenas que nos ayudan; también cuando llegue al consultorio de la doctora me dieron muy buena atención, las secretarias las enfermeras todo todo estuvo muy bien. Yo fui un 27 de diciembre y ese día hicimos todo el papeleo y para el 10 de enero yo ya estaba operada.

    Quiero decirles a todas las personas que es muy importante cuidar nuestro cuerpo y que todos podemos, no hay límites en CSF. Yo puedo, tu puedes, y todos podemos,

    En el hospital San Joaquín tuve muy buena atención. Yo había escuchado testimonios de muchas personas que se quedan dormidas y con el suero puesto y que a veces les aumenta la presión y en eso yo tenía miedo. Mi caso no fue así, yo desde que pise el hospital san Joaquín me dieron mucha atención, las enfermeras siempre estuvieron pendientes, cada rato iban y me decían si no se me ofrecía algo, chequeaban el suero y toda la noche que me quede ahí tuve muy buena atención de parte de todo el personal. Además para mí fue muy fácil comunicarme en mi idioma, nunca necesite traductor, nunca necesite ayuda de otras personas, la ayuda me la ofreció la doctora, me la ofreció Anita de CSF y en el hospital.

    Después de mi cirugía, mi asesora de Cirugia Sin Fronteras (Anita) siguió a pendiente de mí, yo tuve como cuatro consultas gratis después de la cirugía y hasta el día de hoy no he tenido ninguna complicación. Le doy gracias también a la doctora porque es muy buena doctora y me entendió como mujer.

    A veces uno como hispanos y mujeres tenemos vergüenza de ir con el doctor a chequeos anuales y mensuales pero que no nos de pena y entendamos que la vida vale mucho y las mujeres no se den por vencidas que hay mucha ayuda en este país y una es Cirugía Sin Fronteras.

    yadira

    Yadira

    ver otros testimonios