QUISTE PILONIDAL

9746 pilonidal-sinus Quiste pilonidal

Quiste pilonidal

Los quistes pilonidales pueden ser dolorosos, aparecer inflamación, y puede que drene pus. Afecta más frecuentemente a los varones, y suelen darse entre los 15 y los 24 años.

Habitualmente se encuentran próximos al coxis, también puede afecttar al ombligo, las axilas incluso al pene.

Es un absceso que contiene pus y a menudo también pelo. Normalmente aparece bajo la piel, cerca del límite superior de la nalga. Puede existir un sinus (cavidad) a través del cual drena el pus. Tras su drenaje el paciente puede ver su dolor aliviado

CAUSAS

  • Una de las causas propuestas para el quiste pilonidal son los "pelos encarnados".
  • Se dan casos donde esto se puede producir meses después de una herida localizada en el área.
  • Algunos investigadores han propuesto que los quistes pilonidales podrían ser el resultado de un hoyuelo pilonidal de carácter congénito.
  • También podría contribuir a su formación un exceso de sudoración.

Tratamiento

El tratamiento puede incluir terapia con antibioticos, compresas calientes y aplicación de cremas depilatorias.
Si el quiste no es muy profundo y no se ha extendido demasiado puede bastar con realizar una incisión (si ha supurado y el agujero es aceptable puede omitirse la incisión), realizar curas diarias y tratamiento con antibióticos durante un periodo de tiempo relativamente breve.

En los casos más severos, los quistes pueden precisar incisión y drenaje o escisión quirúrgica. Es posible que se necesite vendaje postquirúrgico, que habitualmente se reemplaza dos veces al día durante de 4 a 8 semanas. En algunos casos, es posible que se necesite un año para que se dé una granulación completa. En algunas ocasiones, el quiste se resuelve mediante marsupializacion quirurgica.

En otras, los doctores optan por cerrar completamente el quiste, por lo que antes se deberán de asegurar durante la cirugía de limpiar bien la zona, para que no aparezcan conductos pilosos que puedan hacer que el quiste vuelva a aparecer.

Los cirujanos también pueden escindir el seno y reparar mediante una técnica reconstructiva, realizada bajo anestesia general. Esta técnica se efectúa en caso de quistes pilonidales complicados o recurrentes, deja poco tejido cicatrizado y aplana la región entre las nalgas, reduciendo el riesgo de recurrencia.

La afección tiene un 40% de probabilidades de recurrencia, incluso después de la cirugía. Ésta es mayor si la herida quirúrgica se sutura por la línea media en vez de fuera de ella, lo cual oblitera la hendidura natal y elimina el foco de estrés tras el depilado.

Prevención

Evítese deportes en los que la herida quede expuesta (abdominales, natación, ciclismo, etc.) durante unos 4 o 5 meses de reposo.