¿Por qué se produce un prolapso?



El descenso de vejiga o cistocele se produce como consecuencia del debilitamiento de la musculatura del piso pélvico de sostén. Además por la multiparidad (múltiples partos), ya que cada parto normal va desgarrando y debilitando esta musculatura que a manera de hamaca sostiene a la vejiga y uretra, y como consecuencia se obtiene un descenso vesical, un hundimiento y acortamiento de la uretra, pérdida del tono o la fuerza de la uretra para mantenerse cerrada.
Por consiguiente, al existir un aumento de la presión abdominal, la mujer gotea, orina involuntariamente , fenómeno conocido como "incontinencia urinaria de esfuerzo". Hay también otras causas que producen un debilitamiento de estos músculos de sostén y fallo en el mecanismo de cierre de la uretra como son: la menopausia (hipoestrogenismo), que sucede en la mujer a partir de los 40 y/o 50 años de edad. Enfermedades neurológicas. cirugía ginecológica, sobre todo por cáncer. Por un mal funcionamiento intrínsico del esfínter uretral (frecuente en mujeres jóvenes).

Síntomas Goteo involuntario de orina cuando hay un aumento de la presión abdominal (toser, estornudar, reírse, levantar objetos pesados), hasta una forma más severa en la que el goteo involuntario se presenta al caminar o cuando cambian de posición de paradas a sentadas. El volumen del goteo de orina involuntario es pequeño a moderado frecuentemente, y varía dependiendo de la actividad física realizada durante el episodio de incontinencia urinaria.

Tratamiento Existen tres opciones de tratamiento para la mujer que pierde involuntariamente orina, ya sea porque realiza un esfuerzo o por deseos urgentes de orinar.

  1. 1.- Tratamiento médico. Consiste en el entrenamiento vesical, así como ejercicios para fortalecer los músculos del piso pélvico
  2. 2.- Tratamiento quirúrgico. Es el más importante, especialmente para la incontinencia urinaria de esfuerzo y para corregir al mismo tiempo el cistocele o el descenso de vejiga.
    Esta cirugía muy rara vez está indicada en la mujer con incontinencia urinaria de urgencia y vejiga hiperactiva.
  3. 3.- Tratamiento farmacológico. Está indicado sobre todo en la mujer con vejiga hiperactiva e incontinencia urinaria de urgencia. En ocasiones se puede utilizar en la mujer con incontinencia de esfuerzo, aunque los resultados no son satisfactorios.

Preguntas que debe hacerse

  1. ¿Pierde o le gotea orina cuando tose, estornuda o se ríe, o cuando realiza algún esfuerzo?
  2. ¿Hay ocasiones en que siente necesidades urgentes de orinar?
  3. ¿Alcanza a llegar al baño?
  4. ¿Cuántas veces acude a orinar en un período de 24 horas?
  5. ¿Con qué frecuencia acude a orinar durante el día?
  6. ¿Lo hace cada hora?
  7. ¿Cuántas veces se despierta en la noche para acudir a orinar?
  8. ¿Ha experimentado goteo de orina mientras está en su cama?
  9. ¿Tiene necesidad urgente de orinar cuando está nerviosa, irritada o preocupada?
  10. ¿Ha notado goteo de orina durante las relaciones sexuales?
  11. ¿Acostumbra a usar pañales debido a la pérdida involuntaria de orina?

Grados de severidad de los prolapsos

Los prolapsos se clasifican en base a la cercanía o nivel de protrusion de la pared vaginal o del útero a través del canal vaginal:

Grado 1: pequeña debilidad de la pared o escaso descenso uterino demostrable mediante pruebas clínicas durante el examen físico. La paciente no siente nada y su presencia sólo la establece el médico

Grado 2: la protrusión o el descenso uterino pueden notarse mediante maniobras de "pujo". El defecto se insinúa hasta la entrada de la vulva

Grado 3: la protrusión va más allá de los límites de la vulva, hacíendose evidente a simple vista después de pujar un poco (ver el caso documentado)

Grado 4 o Procidencia: éste nivel se utiliza para describir el descenso total del útero a través del canal vaginal, acompañado por un cistocele y rectocele grado 3. Es la eversión total de la vagina como un guante volteado de adentro hacia afuera

Prolapso de vejiga urinaria: o prolapso anterior (Colpocistocele) se refiere a la protrusión de la vejiga y de la pared vaginal hacia el exterior a través de la cara anterior de la vagina. El caso documentado a la derecha pone de manifiesto un prolapso grado 3 de vejiga

Prolapso rectal: o prolapso posterior (Colporectocele) se refiere a la protrusión de la vejiga y de la pared vaginal hacia el exterior a través de la cara posterior de la vagina

Prolapso uterino: descenso o prolapso del útero (Histerocele) se manifiesta por el descenso del útero a través del canal vaginal exponiendo el cuello del útero hacia el exterior. Cuando el prolapso es severo el útero viene aconpañado de un prolapso vesical y rectal

Prolapso intestinal: o Enterocele, es un prolapso muy particular donde los intestinos se insinúan a través del espacio comprendido entre el útero y el recto. No es muy frecuente

Tiempos

En caso de llegar a necesitar una corrección quirúrgica de prolapso genital la intervención es corta e incluso puede ser ambulatoria de modo que Ud. se vá a su casa el mismo día de la operación. Las molestias son mínimas y el postoperatorio transcurre sin mayores limitaciones. La actividad total se puede llegar a obtener en 2 a 4 semanas dependiendo del tipo y extensión de la intervención

Un prolapso genital no es motivo de angustia, lo peor que podría pasar es que seas operada, una intervención sencilla y con buenos resultados (recuerda: la menor proporción de los casos es quirúrgica)

Ni por un momento consideres no tener bebés por miedo a sufrir de prolapso genital en el futuro

La incontinencia urinaria y sus síntomas asociados limitan la calidad de vida de quien la padece, por problemas higiénicos, como malos olores, infeccón, irritación, o problemas sociales, como limitaciones laborales. Si sospecha que padece de estos sintomas no dude en llamar a su doctor.