La influenza es una mayor amenaza de salud para personas con insuficiencia cardiaca o con cualquier tipo de enfermedad cardiovascular que para personas sanas. Al igual que la influenza estacional, la influenza porcina puede agravar enfermedades crónicas subyacentes.