¿Qué es el manguito rotador?



Cualquier persona puede sufrir una lesión en el hombro. Los más jóvenes suelen padecer tendinitis a causa del uso excesivo, en actividades tales como lanzar bolas de béisbol. Cuando llegas a los 40, los tendones comienzan a deteriorarse, por lo tanto, las personas mayores suelen padecer desgarros de tendones. El manguito rotador consta de 4 músculos separados en la articulación del hombro, que forman tendones y se conectan a los huesos. Con un músculo frontal, uno posterior y dos superiores, el manguito rotador es responsable de elevar el brazo sobre la cabeza y moverlo hacia los laterales.

Recuperación

La recuperación de una lesión del manguito rotador transcurre en fases. La primera sería inmovilizar el tendón para que comience a sanar por su cuenta. El paciente deberá usar un cabestrillo de 3 a 4 semanas. Se necesita un fisioterapeuta para que brinde asistencia al paciente al mover el brazo y recuperar el rango de movimiento. Los pacientes no pueden mover el brazo por su cuenta de 4 a 6 semanas para no poner en peligro la recuperación.

Fase de fortalecimiento

Tres meses después de una cirugía, la mayoría de los pacientes podrá levantar por encima de su cabeza entre 5 y 10 libras (2.2 a 4.5 kg) y empezará a hacer ejercicios de fortalecimiento por su cuenta. Es esencial que sigan moviendo el brazo para evitar la rigidez en el hombro. Seis meses después de una cirugía, la mayoría de los pacientes recuperan aproximadamente entre el 75 y el 80% de la fuerza. La recuperación completa de una cirugía del manguito rotador lleva de 6 a 12 meses, según el paciente.

Lesiones del manguito rotador

En tu cuerpo, la circulación y el suministro de sangre son elementales para que los tejidos musculares puedan reparase y soportar el desgaste cotidiano. Una deficiencia en el suministro de sangre en los tendones los hace vulnerables a las lesiones, especialmente con la edad. Una lesión del manguito rotador ocurre cuando un tendón tira del hueso, lo que suele causar dolor en la parte externa del brazo y debilidad o incapacidad de levantarlo por encima de la cabeza. Existen dos tipos de desgarros. Uno es gradual y ocurre a partir del desgaste; el otro es traumático y sucede a causa de caídas, dislocaciones y demás lesiones del hombro.