CIRUGIA DE TIROIDES

Extirpación de la glándula tiroidea

Es la cirugía para extirpar toda o parte de la glándula tiroidea. Esta glándula en forma de mariposa se encuentra por encima de la tráquea (el conducto que lleva aire a los pulmones) y justo por debajo de la laringe en la parte anterior del cuello.

  • Con la tiroidectomía total se extirpa toda la glándula
  • Con la tiroidectomía parcial o subtotal se extirpa parte de esta glándula

La glándula tiroides es parte del sistema endocrino y le ayuda al cuerpo a regular el metabolismo al secretar la hormona tiroidea.

Descripción de la Cirugía

Usted recibirá anestesia general (dormido y sin dolor) para esta cirugía.

El cirujano realizara el procedimiento a través de una incisión quirúrgica en el cuello.

  • El cirujano tendrá mucho cuidado de no dañar los vasos sanguíneos y nervios en el cuello.
  • El cirujano puede poner una sonda pequeña (catéter) en el área para ayudar a drenar sangre y otros líquidos que se acumulen y la retirará en 1 ó 2 días.
  • La cirugía para extirpar toda la tiroides puede tardar hasta 4 horas y puede demorar menos tiempo si se extirpa sólo parte de ella.
  • Por qué se realiza el procedimiento

    El médico puede recomendar la tiroidectomía si usted tiene:

  • Un pequeño nódulo o quiste tiroideo
  • Una glándula tiroidea que está demasiado activa es peligrosa (tirotoxicosis)
  • Tumores benignos (no cancerosos) de la glándula tiroidea
  • Cáncer de Tiroides
  • Inflamación de la tiroides (bocio simple) que le dificulta la respiración o la deglución

A usted también le pueden practicar una cirugía si tiene una glándula tiroides hiperactiva y no desea el tratamiento con yodo radiactivo y no lo pueden tratar con medicamentos anti tiroideos. Cuales son los riesgos

Los riesgos de cualquier cirugía son:

  • Sangrado
  • Infección

Los riesgos de la tiroidectomía son:

  • Lesión a los nervios de las cuerdas vocales y la laringe. Usted puede tener problemas para alcanzar notas altas al cantar, ronquera , tos, problemas para tragar o problemas para hablar después de la cirugía. Estos problemas pueden ser leves o severos.
  • Dificultad respiratoria, lo cual es muy infrecuente y casi siempre desaparece varias semanas o meses después de la cirugía.
  • Sangrado y posible obstrucción de la vía respiratoria.
  • Una elevación aguda en los niveles de la hormona tiroidea (sólo por el tiempo de la cirugía).
  • Lesión a las glándulas paratifoideas (las pequeñas glándulas cerca de la tiroides) o a su riego sanguíneo, lo cual puede causar temporalmente niveles bajos de calcio en la sangre (hipo calcemia)

Antes del procedimiento

Usted posiblemente necesite hacerse exámenes que muestren exactamente dónde está localizada la glándula tiroidea. Esto le ayudará al cirujano a encontrar el tumor anormal durante la cirugía. A usted le pueden hacer una tomografía computarizada, una ecografía u otros exámenes radiologicos especiales.

También puede necesitar medicamentos o tratamientos con yodo para la tiroides de una a dos semanas antes de la cirugía.

Antes de la cirugía, un anestesiólogo revisará con usted su historia clínica y decidirá qué tipo de anestesia emplear. El anestesiólogo es un médico que le suministrará los medicamentos que le inducirán el sueño y lo mantendrán sin sentir dolor durante la cirugía. También es responsable de vigilarlo durante la operación.

Procure que le despachen las recetas de analgésicos y calcio que usted necesitará después de la cirugía.

Desde varios días hasta una semana antes de la cirugía, le pueden solicitar que deje de tomar fármacos que dificulten la coagulación de la sangre. Éstos abarcan fármacos como:

  • Ácido acetilsalicílico (aspirina )
  • Clopidogrel (Plavix)
  • Ibuprofeno (Advil, Motrin)
  • Naproxeno (Aleve, Naprosyn)
  • Warfarina (Coumadin)

Probablemente le solicitarán no beber ni comer nada durante al menos 6 horas antes de la cirugía. Pregúntele al médico qué fármacos debe tomar aun el día de la cirugía. Si fuma, trate de dejarlo. El tiempo de recuperación será más corto si no fuma. Pídale ayuda al médico o a la enfermera.

El médico o la enfermera le dirán a qué hora debe llegar al hospital.

Que pasa después del procedimiento

Usted probablemente pasara la noche en el hospital después de la cirugía, pero podría irse para su casa el mismo día dependiendo de la decisión del los médicos. En raras ocasiones, los pacientes pueden pasar hasta tres días en el hospital. Usted debe ser capaz de tragar líquidos antes de que se pueda ir para su casa.

El médico probablemente verificará el nivel del calcio en la sangre después de la tiroidectomía total.

Cual es el pronóstico

El pronóstico de esta cirugía normalmente es excelente. Todas las personas a las que se les quito toda la glándula tiroides, necesitará tomar pastillas de hormona tiroidea (reemplazo de hormona tiroidea) por el resto de sus vidas.

Tratamiento del cáncer de tiroides con yodo radioactivo

Después de la cirugía para el cáncer de tiroides, se necesitara tratar al paciente con yodo radioactivo para eliminar completamente células de cáncer residuales donde existía la tiroides o en los ganglios linfáticos periféricos. Esto se hace una vez que el paciente este optimo para recibir el tratamiento y después de comprobarlo con un estudio de laboratorio al medir la hormona estimulante del tiroides. El Yodo 131 se suministra por medio de una capsula y por lo general en un centro especial por un radio-oncólogo, Una vez hecho esto el paciente deberá tomar pastillas de tiroides por el resto de su vida!. E paciente de cáncer de tiroides deberá ser seguido de cerca por su médico o el Oncólogo como cualquier paciente de cáncer.

Nombres alternativos

Tiroidectomía parcial; Tiroidectomía; Tiroidectomía total; Tiroidectomía subtotal.