TESTIMONIO - Aurelio Zuniga

  • Todo comenzó con una pequeñita bolita en el abdomen, me dijeron que era una bolita de grasa que necesitaba cirugía. Como no tenía seguro médico era imposible operarme. Pues no contaba con el dinero para pagar un hospital. Continúo creciendo por diez años hasta alcanzar el tamaño aproximado de un melón. Me impedía agacharme o hacer fuerzas y también a realizar diferentes actividades.

    Supe de Cirugías Sin Fronteras a través de la estación de Radio “La Buena”. Cuando llamé tuve la impresión que eran una organización confiable por la amabilidad de sus asesoras. 2 semanas después de que me comunique con Cirugías Sin Fronteras se llevó a cabo la cirugía. Me opero Dr. Enriquez en el Hospital de San Joaquín. Me dieron unos precios muy accesibles para poder proceder además me proporcionaron información sobre el programa de la fundación sin fines de lucro de Cirugías Sin Fronteras Medical Nonprofit Foundatión. A través de ese programa me ayudaron a completar la cantidad de dinero necesaria para realizar mi cirugía. Si no hubiera sido por la intercesión de la fundación no me hubiera podido operar. Le agradezco muy atentamente a la fundación que me asistió paso a paso y a las asesoras todas son muy amables. Les agradezco a todos y cada uno. Le invito a todas las personas que tienen necesidad de una cirugía que llamen a Cirugía sin Fronteras apliquen les aseguro que les van a apoyar.

    Aurelio Zuniga

    Aurelio Zuniga

    ver otros testimonios